Inicio Noticias

Matemático asesina a una adolescente por no reconocer sus logros académicos

Una adolescente de 17 años fue asesinada y descuartizada por un joven que representaba a México internacionalmente y quién hasta ahora es sentenciado a 50 años en prisión. De acuerdo a declaraciones del feminicida, no soportó el hecho de que ella no creyerá en sus logros y decide empujarla provocándole un traumatismo craneoencefálico y posteriormente asfixiarla

Ciudad de México.- Javier Méndez Ovalle, quien presuntamente descuartizó a una mujer de 17 años en Tlatelolco en el 2013 , fue sentenciado a 50 años de prisión.

De acuerdo con el Tribunal Superior de Justicia de la Ciudad de México, además de ir a prisión, Méndez Ovalle tendrá que pagar 323 mil 800 pesos por reparación del daño a los herederos o derechohabientes de la la joven, 3 mil 885 por gastos funerarios, y por daño moral a los padres, una cantidad de 128 mil 400 pesos.

El asesinato, dicen los informes, sucedió en la Unidad Nonoalco-Tlatelolco el 28 de junio de 2013 luego de que la víctima y su supuesto asesino acordaron verse, tras haberse contactado por Facebook, en la estación Valle Gómez del metro capitalino.

Antes de que Javier Méndez decidiera asfixiar y luego descuartizar a la menor de edad, visitaron varios lugares, entre ellos, un cine que se encuentra en Plaza Universidad de la Ciudad de México, de acuerdo con la información proporcionada por el Tribunal Superior.

La menor sufrió un traumatismo craneoencefálico debido a que el agresor la empujo porque, declaró el presunto culpable, ella no creyó en sus logros académicos que había logrado. Una vez que Javier la vio herida, terminó por asfixiarla.

El cuerpo de la mujer quedó regado por varios contenedores de la Unidad habitacional, luego de que Méndez Ovalle colocó los fragmentos del cuerpo de su víctima en bolsas de plástico.

Méndez fue consignado ante el Juzgado Séptimo Penal con sede en el Reclusorio Preventivo Varonil Norte luego de ser capturado el 28 de julio de 2014 en San Juan del Río, Querétaro.

Con información de Sin Embargo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *