Inicio Noticias

Lesvy no se suicidó, fue feminicidio: OCNF; sin sustento la versión de la PGJDF

Peritaje independiente recrea los hechos y desmiente la versión de hechos de la PGJDF, las lesiones encontradas en su cuerpo “no corresponden con mecánicas de suicidio”

El perito criminalista del Instituto Nacional de Ciencias Penales (Inacipe) Víctor Chávez Cornejo, determinó que no hay elementos que sustenten la versión de la Procuraduría capitalina (PGJDF) sobre el suicidio de Lesvy Berlín Rivera Osorio, hallada en el Instituto de Ingeniería de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) el pasado 3 de mayo.

Luego de recrear la mecánica de hechos de la PGJDF, donde argumentan que Lesvy se asfixió con el cable de una cabina telefónica, el perito criminalista Chávez Cornejo concluyó que de ser cierta la versión de que Lesvy amarró el cable a su cuello y dejó caer su cuerpo no podría haber logrado la suspensión ni la presión necesaria para provocarse la asfixia, por lo que las lesiones encontradas en su cuerpo “no corresponden con mecánicas de suicidio”, afirmó.

Para la recreación, una mujer con las mismas características físicas de Lesvy repitió en más de una ocasión los movimientos descritos por la PGJDF en la carpeta de investigación del caso, pero no se logró reproducir la posición semisentada en la que fue encontrada.

Estos resultados fueron expuestos hoy en un video proyectado durante la conferencia de prensa convocada por el Observatorio Ciudadano Nacional del Feminicidio (OCNF), organización que junto al Centro de Derechos Humanos Fray Francisco Vitoria acompaña el caso, y forman parte de un peritaje independiente que la familia Rivera Osorio solicitó para esclarecer los hechos.

A tres meses del crimen, la abogada del OCNF, Ana Yeli Pérez Garrido, recordó que la forma en la que Lesvy fue encontrada y las lesiones que presentó acreditan un feminicidio. “El certificado médico, la necropsia y las fotografías tomadas al cuerpo muestran que tenía lesiones degradantes –golpes en el rostro y signos de asfixia-, hay evidencia de que su pareja -Jorge Luis González Hernández- la violentó previamente, además fue expuesta en un lugar público”, explicó.

Por ello la coordinadora del OCNF, María de la Luz Estrada, refrendó la exigencia de la familia de Lesvy de que el Tribunal Superior de Justicia de la Ciudad de México reclasifique el delito como feminicidio ya que actualmente se investiga a Jorge por homicidio culposo por omisión, ya que de acuerdo a la PGJDF, no impidió el “suicidio” de la joven inscrita en el Colegio de Ciencias y Humanidades (CCH) plantel Sur de la UNAM.

En entrevista con Cimacnoticias el perito Víctor Chávez expuso que la presión que ejerció el cable en el cuello de Lesvy no fue constante porque del lado izquierdo estaba el teléfono y ella presentó una fractura en el cuello la cual, afirmó “no pudo haber sido provocada por eso”.

Dijo también que de acuerdo a los estudios que han hecho, no hay pruebas sufrientes de que las heridas en el rostro de Lesvy se las haya hecho ella al golpearse con la cabina telefónica, como argumentan los peritos de la PGJDF.
 
SUICIDIO: SIN ARGUMENTOS

La mañana del 3 de mayo los vigilantes del Instituto de Ingeniería, Esperanza Sánchez Hernández y Andrés Sánchez Andrade fueron los primeros en encontrar en la casilla telefónica el cuerpo de Lesvy.

En las entrevistas que el ministerio público de la Fiscalía desconcentrada COY-1 les hizo, registradas en la carpeta de investigación a la que esta agencia tuvo acceso, ambos trabajadores universitarios refirieron que Lesvy “se encontraba sentada”. Andrés Sánchez señaló que cuando se acercaron a verla “ella se encontraba sentada y recargada a la base de la caseta”.

Más tarde la caseta y el cuerpo de Lesvy fueron cubiertos con una lona, lo que impidió que fuera fotografiado desde distintos ángulos y con ello, argumentó durante la conferencia la coordinadora del OCNF, María de la Luz Estrada, “se perdieron evidencias porque no se resguardo adecuadamente la cadena de custodia”.

Por lo pronto y para tener más certeza de los hechos la familia Osorio Ramírez ya solicitó al Instituto de Ciencias Forenses (INCIFO) del TSJDF el acceso a todas las fotos y el video de la necropsia de Lesvy para que peritos independientes analicen las heridas que presentaba.

El pasado 13 de julio la defensa legal de la familia de Lesvy, a cargo del  Centro de Derechos Humanos Fray Francisco Vitoria,  interpuso un recurso de apelación ante el TSJDF para que se reclasifique como feminicidio el delito por el que se acusa a la pareja de Lesvy y ex trabajador de la UNAM.

El recurso fue aceptado, pero aún no hay fecha para la audiencia donde tres magistrados determinarán la situación legal de Jorge.

La apelación, explicó la abogada Ana Yeli Pérez, es por la falta de debida diligencia en el caso, la violación a la legalidad en la investigación, la violación al Protocolo de investigación ministerial, policial y pericial del delito de feminicidio; así como  “los constantes agravios hacia la familia porque están vulnerando su percepción del acceso a la justicia”.

Con información de CIMAC Noticias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *