Inicio Noticias

México: Mujeres con pensiones 22% menos que hombres: Consar

El salario de los hombres es 24 por ciento mayor que el de las mujeres

La insuficiencia de las pensiones para los trabajadores que lleguen a la edad de retiro afectará en mayor medida a las mujeres que a los hombres, reveló este martes información oficial.

Una mujer tendrá una pensión hasta 22 por ciento menor que la obtenida por un hombre bajo las mismas condiciones y años de cotización, estableció la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro (Consar).

Una de las razones de la desigualdad pensionaria está en la brecha salarial. Los hombres suelen cobrar más que las mujeres que ocupan los mismos puestos. Pero también influye el hecho de que las mujeres tienen una mayor expectativa de vida. Por tanto, tienen que financiar más años de pensiones con un monto aportado menor durante la vida laboral, según el estudio Trayectorias salariales de los trabajadores del Sistema de Ahorro para el Retiro en México y su impacto sobre las pensiones.

Para los trabajadores que cotizan en el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), los salarios de hombres y mujeres tienen un comportamiento creciente y similar desde el inicio de la carrera laboral y hasta cerca de los 29 años de edad, indicó el estudio.

Sin embargo, a partir de ese momento comienzan a separarse y la brecha alcanza un máximo a los 47 años de edad, cuando el salario de los hombres es 24 por ciento mayor que el de las mujeres, agregó.

“Entre los 21 y los 29 años, tanto hombre como mujeres observan un incremento salarial de cerca de 85 por ciento. Después de ese momento, la tasa de crecimiento disminuye sustancialmente para las mujeres, logrando un crecimiento salarial de 15 por ciento hasta llegar a los 47 años. Mientras tanto, la historia es relativamente mejor para los hombres, debido a que sus salarios continúan creciendo después de los 30 años y, a la edad de 47 años, sus salarios son 33 por ciento mayores respecto al que tenían a los 29 años”, de acuerdo con el estudio de la Consar.

A partir de esa información y de considerar que “la brecha salarial entre hombres y mujeres ha sido ampliamente documentada”, la Consar realizó un ejercicio para calcular la forma en que el género determina el monto de una pensión.

Los supuestos empleados para el cálculo fueron que el trabajador o trabajadora se retiran a los 65 años después de una carrera laboral de 43 años en los cuales cotizaron ininterrumpidamente; que aportaron 6.5 por ciento de su salario base de cotización; y la administradora de fondos para el retiro (Afore) generó un rendimiento neto de comisiones de 4 por ciento real anual.

Esas condiciones son especialmente difíciles de cumplir. Sobre todo la de cotizar 45 años de manera ininterrumpida. Ello, debido a que  en México los trabajadores tienen varios empleos a lo largo de su vida laboral, muchas veces en la informalidad y, por tanto, sin aportar a la seguridad social durante esos periodos.

Pero bajo los supuestos mencionados, el estudio de la Consar encontró que un varón acumulará en su cuenta de retiro 814 mil 641 pesos. Una mujer, mientras tanto, reunirá 715 mil 28 pesos. La diferencia se explica, principalmente, por la brecha salarial entre ambos géneros.

Así, la pensión al momento de retiro –después de 45 años de laborar y cotizar ininterrumpidamente– será de cuatro mil 210 pesos para el caso del varón y de tres mil 448 pesos para la mujer.

En el caso de los hombres, la pensión que resulta del ejercicio de la Consar es equivalente a 42 por ciento del salario promedio de cotización de los últimos cinco años anteriores al momento del retiro. En el caso de la mujer, resultó de 39 por ciento de su último salario.

“Las carreras salariales de los hombres tienen un mejor desempeño que las de las mujeres. Lo anterior se traduce en que, en promedio, los hombres acumularían un saldo pensionario al retiro 14 por ciento mayor que el de las mujeres. Adicionalmente, tomando en cuenta que las mujeres tienen una mayor esperanza de vida, tendrán que financiar más años de pensión con un menor saldo previsional acumulado. Ello provocará que, acumulado ambos efectos –carreras salariales y esperanza de vida— en promedio las pensiones de los hombres sean 22 por ciento mayores que las de las mujeres”.

Estudios internacionales establecen que, para considerarse suficiente, la pensión de un trabajador debe ser equivalente al menos a 70 por ciento del último salario antes de pasar a retiro.

Con información de La Jornada

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *