Inicio Opinión

Las feministas están locas …. La hipersexualización, por Gaby Cruz

Gabriela Cruz Rodríguez, Estudia actualmente la licenciatura en Derechos Humanos, activista y defensora de los derechos humanos de las niñas y mujeres. Editora del Portal Voces Feministas, integrante del Frente Feminista de Chiapas y de la Red Colectiva Ciudadana para la Prevención de la Violencia Feminicida.

Las feministas están locas | @unniegaby

Durante mi recorrido como feminista- que es corto cabe mencionar- he sido muy enérgica en retomar y recordar cada vez que puedo lo preocupante que es el tema de la Hipersexualización y los estereotipos de género en nuestrxs pequeñxs, pero creo que es sumamente necesario e importante continuar haciéndolo, porque sigue sin importar ( como todos los demás temas que atañen a las niñas y mujeres).

 

En días pasados leí entre mis contactxs y se viralizó en las redes sociales que yo procuro, una imagen del Sistema Integral para la familia (DIF) en el municipio de Cintalapa, Chiapas; en esta imagen se encuentran unas veinte niñas, todas ellas con un reconocimiento por haber concluido un curso… hasta ahí puedo asegurar que la imagen se ve normal.

Pero lo alarmante de dicho taller o cursó derivó que se trataba de un “Curso de belleza” el cual fue dirigido a niñas de entre 5 y 15 años. El DIF de Cintalapa informó que más de 85 niñas y  adolescentes concluyeron el Curso, en el que aprendieron técnicas de peinado, decoración de uñas y cómo maquillarse, por lo que recibieron un reconocimiento.

Generar concursos como estos ante una problemática que viven muchas niñas como lo es la violencia de género, el embarazo adolescente, es inaceptable. Por lo que es de vital importancia trabajar mucho en la defensa y protección de los derechos de la niñez, pues es un sector muy desprotegido.

¿Qué tiene de grave la Hipersexualización en lxs pequeñxs?

Este tipo de eventos, curso o actividades tienen graves consecuencias en la vida, la salud y la autoestima de las niñas y adolescentes, pues ellas van asumiendo con naturalidad su condición de objetos sexuales. Así, se desarrollan mujeres frágiles, extremadamente vulnerables, inmersas en una batalla constante consigo mismas. Este patrón de hipersexualización podría estar relacionado con la aparición trastornos de la conducta alimentaria durante la adolescencia entre otras cosas.

La niñez es un tesoro que dura muy pocos años, así que protejamos a nuestrxs pequeñxs de seguirlos encasillando en estereotipos de género, aquellos que dictaminan que las mujeres o niñas debemos ser “bonitas” o “sexies”, delgadas y blancas; pues a travez de la hipersexualización acortamos su infancia y los exponemos a los peligros de la pedofilia.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *