Inicio Noticias Paridad

La senadora Diva Gastelum denuncia obstrucciones y violencia política contra candidatas

“La democracia paritaria no se puede concebir si no la blindamos; lo que buscamos es una participación igualitaria en todos los aspectos de nuestra vida cotidiana; “Yo he sido muchas veces víctimas de violencia política, de persecución” dijo la senadora

La violencia política contra la mujer continua en México. La presiente de la comisión de igualdad de Género del Senado, Diva Gastelum Bajo (PRI) señaló que a las mujeres se les ponen obstáculos, se les niega prerrogativas que la ley otorga a quienes compiten por un cargo y a pesar de las desventajas impuestas, van hacia adelante, afirmó la senadora.

“La democracia paritaria no se puede concebir si no la blindamos; lo que buscamos es una participación igualitaria en todos los aspectos de nuestra vida cotidiana, pero especialmente de nuestra participación política”, expresó.

Durante el quinto informe de labores de la Comisión para la igualdad de Género que presentó, Gastélum denunció que de todos los partidos a candidatas las asignan a distritos perdidos, además de que se les niegan los apoyos “No te puedo dar dinero, porque el recuso que tenemos es para los señores, ustedes no saben hablar, no se saben parar; además de que ‘calladita’, nos dicen, porque en política este mundo está construido para los hombres”

En la Cámara de Diputados 42% de las curules son ocupadas por mujeres, por la democracia paritaria, mencionó.

“Yo he sido muchas veces víctimas de violencia política, de persecución” dijo la senadora priísta, y planteó que en el empeño de realizar una trayectoria política, las mujeres “d­ebemos tener fortaleza y permanencia”.

Explicó que hombres de su partido, en el estudio de la legislación dirigida al fomento de la democracia paritaria, se oponían a que un hombre sea sancionado  administrativamente, inhabilitado o ir a la cárcel, ya que por participar en política “hay mujeres asesinadas, como la presidenta municipal de Texmico, por ejemplo; hay mujeres secuestras, levantadas” dijo. La violencia normalizada es aquella que tiene que ver con: “mándala y luego le metes obstáculos que tiene que ver para que no llegue”

Sin embargo también “hemos hecho historia y Rosa Pérez es un ejemplo de por qué tenemos que luchar porque la violencia política se quite de las prácticas entre los hombres y mujeres para la democracia de este país”

Rosa Pérez fue a tribunales y tuvo que ganar tres veces, hasta que le dijimos a la autoridad estatal “yo temo por la vida de ella” y autoridades respondieron “Mejor llévensela par a su casa y pobrecita, sí ganó, pero no puede ejercer el mando de presidenta municipal”. Pero Rosa Pérez sigue la lucha y está como alcaldesa de Chenalhó, Chiapas por el PVEM.

Con información de El Universal

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *