Noticias

Denuncian de acoso sexual a Óscar Gurría Penagos, dirigente estatal del partido Morena en Chiapas

  • ”Cuando estamos de manera personal, le reclamo y digo el porqué me hace eso hacía mi persona, el responde, que le traigo y le gusto”, menciona la agraviada.

Voces Feministas/ Tuxtla Gutiérrez, Chiapas, 28 de noviembre.- En entrevista vía telefónica a Voces Feministas, Berthy Roblero Pérez, narró el proceso de acoso sexual que vivió por parte de Óscar Gurría Penagos, dirigente estatal del partido político Morena.

Berthy Roblero Pérez recurrió a la fiscalía de la mujer en el mes de julio para interponer la denuncia con número de folio 0661-101-0010-2017 por el delito de acoso y hostigamiento sexual o lo que resulte, de quien o quienes sean responsables.

Berthy inicia en el 2012 como brigadista en la campaña de Andrés Manuel López Obrador. Posterior a las elecciones de julio del 2012 fue invitada por el partido político Morena a ser consejera nacional por lo que recibió su nombramiento en la Ciudad de México. Como integrante del consejo nacional, empezó a trabajar en la formación de Morena en Chiapas. Posteriormente en abril del 2015 fue electa candidata a diputación federal por el Distrito IX en el Estado de Chiapas.

Conoció a Óscar Gurría Penagos cuando era candidato a la presidencia de Tapachula en el 2015. Posterior a las elecciones en las que participa como candidata, debido a unas elecciones internas es nombrada, Secretaria de la Mujer para diciembre del 2015, notifican sus actividades presentando un plan de trabajo en formación y capacitación política.

Menciona que la Secretaria de la Mujer tiene su propio su recurso con cerca de  642,000 (seiscientos cuarenta y dos mil pesos) para cubrir 12 talleres que estaban programados, uno por mes. Un taller en cada distrito. Este recurso es manejado por Julieta Torres, Secretaria de Finanzas, quien era la portavoz de la negativa que se enfrentó para llevar a cabo estos talleres.

Berthy Roblero Pérez, narra vía telefónica que el acoso inició cuando, Julieta Torres, le da por respuesta que ‘’no hay dinero’’. La retención del dinero le impide llevar a cabo con eficacia al grado de llevar a cabo los talleres y no tener para pagar el salón, a las y los talleristas o el coffee break.

A principios de Noviembre del 2016, estaba en una reunión en el horario de doce horas a trece horas de la tarde, Ultimando los detalles de un taller masivo que se realizaría en esta ciudad, en las oficinas del partido político Morena, viendo los días y cuántas mujeres iban a llegar. En dicha reunión, Oscar Gurría Penagos, presidente del partido político, me dice ”por qué sufro o por qué me aflijo, si yo tengo dinero”. Contestandole que no tengo dinero y, si tuviera no pondría de mi bolsa una cantidad económica, si es mi patrimonio. A lo que me contestó ”usted sufre porque quiere, porque yo le puedo dar el recurso económico para el partido y los eventos, siempre y cuando esté de acuerdo o acepte mi proposición de tener una relación íntima y sentimental que fuera su pareja; a sabiendas que tengo una relación con Guillermo Gastelum Baizaval”.

”Le avente la silla y le deje claro que mi cuerpo no era para ese uso. Pasó en dos ocasiones en el 2016. Siempre su mirada era de forma muy morbosa”, agrega.

Cuando me saluda, con saludos morbosos y lascivos, es decir, cuando me saluda de beso en la mejilla, me ha intentado besar en la boca, al grado de tener que empujarlo y el reacciona riéndose.

A veces se sienta a mi lado y me pone la mano en mi pierna haciéndome unos tocamientos incómodos.

Berthy Roblero Pérez, expuso su caso a un grupo de mujeres que trabajan al interior del partido. Sus compañeras le comentaron que esperará a que pasara para ‘’no dañar la imagen del partido’’, además que podría recibir represalias. La misma respuesta obtuvo de sus compañeros secretarios ‘’este viejo se va a calmar, ya no llegues tanto a tu oficina’’.

Me retire, deje de llegar al partido desde enero del 2017. Sigo trabajando para morena. Solo en unas ocasiones de reuniones estatales llego a las instalaciones.

Fui afectada emocionalmente, el trato y acoso no fue solo sexual también sufrí discriminación de él y de Julieta por el solo hecho de ser mujer, me afecte mucho. En un principio de quise dañar al partido pero me estoy dañando en lo emocional y, me han dañado en mi desempeño profesional.

Incluso en el 2017, lo expuse en un consejo estatal y no obtuve ninguna respuesta, ni de parte de personas del Consejo nacional, como Gabriel García, ni de la Comisión de Honor y Justicia. Señalando lo que me pasaba y, el desvío de recursos de la Secretaría de Finanzas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *