Noticias

La revolución feminista llega a la vida online a través de Instagram

* Instagram está siendo la plataforma más utilizada para hacer públicos los presuntos casos de abuso de poder.

La unión hace la fuerza y ese ha sido el impulso principal para la revolución feministaque, a día de hoy, continúa quemando Instagram con nuevas acusaciones y publicaciones de supuestos casos de abusos de poder en redes.

Instagramers como @Margalidamariax@Irenefuckinghalley o @s4dinternet han dado (y continúan dando) visibilidad, a través de sus cuentas de Instagram, a multitud de mujeres que afirman haber vivido abusos de poder en redes sociales por parte de hombres con influencia y popularidad, entre los que destacan músicos, influencers, humoristas y fotógrafos.

Entre las características de las presuntas víctimas destaca un perfil concreto que, según acusaciones, algunos de estos hombres se aprovecharían de su vulnerabilidad a lo largo de los años: Mujeres muy jóvenes que intentan hacerse hueco en el mundo online, la moda o el modelaje.

Las acusaciones publicadas hacia Mikel Izal, líder de la banda Izal o Antonio Castelo, humorista y colaborador de Vodafone Yu, se tratan de los casos que más revuelo están causando actualmente, debido a su posición popular y su perfiles especialmente reconocidos entre el sector juvenil.

Madrid, 9 de mayo de 2018 Ante la horrible campaña que acontece desde ayer en redes contra mi persona, me veo obligado a emitir este comunicado, en uno de los peores días que recuerdo, y los de mi familia. Las redes sociales han sido y son una gran herramienta en estos años para el desarrollo de mi vida profesional. Pero, como nada es blanco o negro, acaban de mostrarme su lado más terrible, dañino, injusto y falaz. Ayer la red y su crueldad anónima distorsionó el contenido de mi corazón y mi cerebro hasta hacerlos irreconocibles, usando además como arma aquello que quién me conoce sabe que me revuelve el estómago: el menosprecio a la mujer. No hay nada de gracioso, entretenido o ingenuo en esos textos acusadores y gratuitos, que circulan libremente por la red y que hoy me hacen pasto de las llamas a mí, mañana a quién sabe quién. No solo destapan y atentan contra la vida privada, un DERECHO de tod@s, a golpe de click, sino que banalizan, monetizan y manosean problemas MUY graves que son lacra social y tarea de la Justicia. Por supuesto, niego rotunda y categóricamente, cualquier acto de acoso, violación o actividad de carácter físico y sexual NO consentida. Ni con personas adultas ni por supuesto con menores de edad. En cuanto al desarrollo de mi vida privada, es posible que algunos y algunas, personas individuales o colectivos, estéis esperando detalles concretos. No creo que hagan falta. Todo lo acontecido, es mío y de quienes me rodean. Reitero que he llevado mi vida privada como tal, siempre desde el respeto a la otra parte, de forma honesta, transparente, sin absolutamente NINGUNA actitud vejatoria. A partir de aquí, me reservo el derecho de tomar las acciones legales que se consideren oportunas. Muchas gracias

A post shared by Mikel Izal (@mikelizal) on

 

Tanto Mikel Izal como Castelo ha decidido pronunciarse mediante un comunicado individual en el que se desvinculan de todo tipo de acusaciones hacia sus personas. Éste último, después de un día de silencio en redes y de bloquear los comentarios de su última publicación con el fin de reducir las críticas y comentarios negativos en su perfil.

Aunque son mayoría las personas que se han sumado en contra de los abusos de poder y apelan a la sororidad en redes también hay quienes se han posicionado a favor de los hombres acusados o han restado importancia a los supuestos abusos.

Sin duda, un asunto controvertido que estima ser el principio de una gran revolución feminista online.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *