Alerta de Género

Feministas denuncian actividad de femicida en Tinder en busca de pareja

Asociaciones feministas denuncian al femicida Pablo Víctor Cuchan, condenado por matar a una niña de 15 años que había sido su novia y en libertad vigilada, por su actividad en las redes sociales para intentar reabrir relaciones personales.

Ya hace un año generó una ola de indignación en el país por su aparición en la red Tinder con el nic Pablo37. Ahora, recurre a la identificación Vic29 lo que ha llevado a movilizarse a mujeres a través de Twitter y otras redes sociales para advertir que tras ese nic está Pablo Víctor Cuchan, según informa Clarín.

 

 

En octubre de 2004, Cuchan mató, descuartizó y quemó en el fogón de la casa de sus padres de Ingeniero White, puerto de la provincia de Buenos Aires, a Luciana Moratti, de 15 años de edad que había sido vecina y novia.

Fue condenado a 18 años de prisión dos años después de los hechos pero en 2016 obtuvo la libertad vigilada y se instaló en en Monte Hermoso, a 100 kilómetros de Bahía Blanca, donde fue declarado persona non grata.

Las advertencias en las redes sobre su actividad y presencia por parte de colectivos feministas no se han hecho esperar. En marzo de 2017, Cuchan fue acusado de perseguir, insultar y cruzarle el auto a una ex pareja en pleno centro de Monte Hermoso.

La abogada de la familia Moretti denunció ante el Tribunal Criminal Uno que Cuchan había incumplido las condiciones bajo las que fue puesto en libertad vigilada en 2016, pero su denuncia no prosperó. Tampoco las cientos de firmas que logró la consigna abierta en la plataforma Change.org para que fuera otra vez preso.

Aquella condena a 18 años de prisión, que luego fue rebajada a 17, aún no se encuentra firme. En ese argumento se basó el tribunal bahiense que, con opinión dividida de jueces, liberó a Cuchan. También actuó sobre la base de un informe del Servicio Penitenciario Bonaerense que calificó como diez su conducta dentro de las cárceles de Bahía Blanca y Saavedra, donde estuvo preso más de una década.

Con información de El Mundo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *