Opinión

Son 11 las capitales de México que nunca han sido gobernados por una mujer

Sara Lovera | Sara Lovera López es una periodista y feminista mexicana. Ganó el Premio Nacional de Periodismo 2015 en la categoría de Trayectoria; es fundadora del suplemento Doble Jornada, del periódico La Jornada y de la Agencia Comunicación y Organización de la Mujer A. C. (CIMAC). Es fundadora también de la Red Internacional de Periodistas con Visión de Género y ha sido corresponsal del Servicio Especial de Noticias (SEM) desde 1978

Por @Sara Lovera

Primera Parte

El mapa político de México cambiará después de la jornada comicial del próximo 1 de julio, cuando sean electas las nuevas autoridades del país. En el ámbito municipal serán mil 613 los municipios, de 25 entidades donde se renovarán las presidencias municipales; gracias a la Paridad, al menos la mitad de quienes aspiran a ocupar el mando del poder local son mujeres.

Los retos de la Paridad, luego de la reforma político electoral de 2014, en el ámbito municipal son sin duda alguna alcanzar un porcentaje que quizá duplique o triplique el número de municipios gobernados hasta hoy por mujeres. La investigación Mujeres y Gobiernos municipales en México. Lo que sabemos y lo que falta por saber, de Verónica Vásquez García, refiere que entre 1986 y 2006, es decir, 20 años, el porcentaje de alcaldesas en México pasó de 2.9 a 3.8, periodo en el que se presentaron altibajos. A su vez, Dalia Barrera Basols, especialista en el tema, en su investigación Presidentas Municipales en México, Perfiles y Trayectorias, refiere que para el año 2000, ese porcentaje era del 3.5 por ciento del total de las alcaldías de México.

Luego de las elecciones de 2015 y 2016, el porcentaje de mujeres gobernando un municipio creció al 13.40 por ciento, así llegamos a 2018 y las expectativas son muchas, considerando que habrá de elegirse a alcaldesas en el 78 por ciento de las entidades del país y que estas se realizarán en la tercera ronda de elecciones ya bajo la reforma al artículo 41 constitucional que reconoce la participación de las mujeres en igualdad numérica con los hombres.

La historia comienza

La presencia de las mujeres al frente de un gobierno municipal data de 1936, cuando en Chilpancingo, capital del Estado de Guerrero, es designada presidenta del Consejo Municipal, Andrea Mesa Andraca, hecho que ocurrió 11 años antes de la publicación en el Diario Oficial de la Federación del Decreto de Adición al Artículo 115 constitucional que reconoció el derecho de las mexicanas a participar en elecciones municipales como votantes y como aspirantes, un 12 de febrero de 1947, una iniciativa que había sido aprobada el 24 de diciembre de 1946.

Sin embargo, antes de que fuera publicado ese decreto hubo otras tres mujeres electas o designadas como las máximas autoridades locales en Ixtapa, La Libertad y Salto de Agua en el Estado de Chiapas: Rosalinda Salazar (1939), Modesta García Zenteno (1940) y Carolina Alpuche (1941-1942), respectivamente.

Después de publicarse el decreto que adicionaba el artículo 115 y hasta la fecha mil 582 mujeres han ocupado presidencias municipales en mil 97 municipios del país, esto de acuerdo con una investigación realizada para SemMéxico.

En 1947, son designadas dos jefas delegacionales de Xochimilco y Milpa Alta en el entonces Distrito Federal, Aurora Fernández Fernández y Guadalupe Ramírez Inclán.

Desde 1950 hasta ahora ha habido cada año al menos una presidenta municipal.

11 capitales sin presidentas municipales

La primera en gobernar una capital fue Belén Márquez en 1950 en la ciudad de Zacatecas; seguida de María Candelaria Silerio Álvarez en 1951 en la capital de Durango; Rebeca Torres de Lira en 1956-1958 en la capital de Tlaxcala y entre 1957-1959, gobernó la capital de Aguascalientes con Carmelita Martín del Campo.

En suma, con excepción de la hoy Ciudad de México, sólo en 20 capitales han sido gobernadas alguna vez por una mujer: Aguascalientes en cuatro ocasiones; La Paz, Baja California Sur una vez; Campeche en dos periodos; Tuxtla Gutiérrez, Chiapas, una vez; la capital de Chihuahua del mismo nombre en una ocasión; Durango capital de Durango una vez; del mismo modo Guanajuato, capital de la entidad que lleva el mismo nombre; Chilpancingo la capital de Guerrero ha tenido dos presidentas municipales; Pachuca, Hidalgo, en una ocasión.

La excepción a la regla ha sido Toluca, capital del Estado de México, que ha tenido cuatro presidentas municipales; Tepic, Nayarit, sólo ha tenido una alcaldesa; al igual de Monterrey, Nuevo León, donde una sola mujer ha gobernado el poder local; la capital de Puebla ha tenido una presidenta; al igual que en San Luis Potosí; en tanto que Hermosillo, Sonora, ha habido dos munícipes; lo mismo que Tampico, capital de Tamaulipas; en Tlaxcala ha habido tres mujeres al frente del poder local; Xalapa, Veracruz, tiene en su recuento histórico dos presidentas; la capital de Yucatán, Mérida, ha sido gobernada en tres ocasiones, a la que su suma una más a partir de este año cuando asumió el cargo de forma interina una cuarta alcaldesa y, finalmente, la capital de Zacatecas, del mismo nombre con una sola munícipe.

En las capitales de 11 estados nunca ha gobernado una mujer son: Mexicali, Baja California; Saltillo, Coahuila; Colima, Colima; Guadalajara, Jalisco; Morelia, Michoacán; Cuernavaca, Morelos; Oaxaca de Juárez, Oaxaca; Querétaro capital del estado del mismo nombre tampoco ha tenido una presidenta municipal; Chetumal, Quintana Roo; Culiacán, Sinaloa, y Tabasco, Tabasco. Este sin duda un reto para la democracia paritaria.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *